VIDEOVIGILANCIA

¿Quieres saber más de estos servicios?

(Da clic sobre el servicio que decee consultar).
Las cámaras más sencillas que podemos encontrar son las de interior. No necesitan una carcasa estanca o visión nocturna ya que suele haber iluminación permanente durante las horas que se necesita supervisión.
Si la cámara va a estar colocada en un lugar con poca iluminación o se necesita vigilancia 24 horas la mejor opción es colocar cámaras con visión nocturna. Estas cámaras graban durante el día a todo color y cuando hay poca iluminación encienden de forma automática sus infrarrojos para seguir grabando en blanco y negro.
Las zonas transitadas por mucho público o locales que son especialmente vulnerables a robos y agresiones son las indicadas para las cámaras antivandálicas. Estas cámaras montan una carcasa resistente a golpes y se mantienen fijas para seguir grabando todo lo que ocurre. Perfectas para parking, almacenes, discotecas o bares o exteriores de tiendas.
Las cámaras IP son sistemas completos que se conectan directamente a Internet y muestran la imagen del lugar donde está colocada. Con una cámara IP puede utilizar su móvil para ver su casa desde cualquier parte del mundo, sin necesidad de otros equipos.
Las cámaras con zoom y movimiento son idóneas para instalaciones de CCTV que tienen a una persona monitorizando las cámaras o para grandes superficies que se vigilan siguiendo una ruta de movimiento.
Si se necesita vigilar con total discreción algún lugar de su casa o negocio le recomendamos cámaras espías. Estas cámaras se colocan dentro de algún objeto (detectores de humo, sensores de movimiento, espejos, tornillos, enchufes...) y pasan 100% desapercibidas a todas las personas que pasen por delante.
Las cámaras más modernas del mercado son sistemas completos todo-en-uno, ya que es la propia cámara la que se conecta a Internet (con ó sin cables), es compatible con los móviles y tablets y además almacena las imágenes en una tarjeta microSD interna. De esta forma las cámaras todo-en-uno le permiten ver y grabar todo lo que ocurre en su casa sin complicadas instalaciones.




Un sistema de videovigilancia sirve para la visualización y registro de las imágenes entregadas por las cámaras de vídeo ubicadas en diferentes entornos: empresas, hogar, comercios, etc. Un sistema de videovigilancia suele estar compuesto por una o varias cámaras conectadas a un dispositivo grabador, así como a un monitor que nos permite ver en directo lo que está ocurriendo. El sistema de grabación registrará toda la información que le envían las cámaras, basicamente podremos grabarlo todo sin interrupción (grabacion contínua), o por “detección de movimiento” que consiste en que sólo se registran las imágenes cuando se detectan cambios en la imagen registrada.